TENS: ¿Caballo Ganador o perdedor?

Publicado en: Novedades | 0

¿Cuántos no han recetado el uso de TENS para dolor musculares?

La revista Pain Practice (Fact. Imp: 2’495) nos trae un artículo sobre la otra cara de esta moneda. La estimulación de nervios periféricos con TENS puede alterar el “output” motor del músculo: la fuerza.  36 participantes se aleatorizaron en tratamiento con TENS, TENS placebo, y grupo control tras haber completado un protocolo estandarizado de dolor muscular de inicio retardado (DOMS). Se midió la fuerza del hombro, el dolor, la sensibilidad al dolor mecánico, y la discapacidad. Recibieron los grupos con TENS (tratamiento y placebo) 90 minutos del mismo, a las 24, 48 y 72 horas después del DOMS; siendo evaluados diariamente.

En comparación con el grupo control, la fuerza se presentó reducida en el tratamiento con TENS y TENS placebo. El grupo de aleatorización explicó el 5,6% de la varianza de la fuerza. Independientemente del grupo de aleatorización, el dolor explicó el 8,9% de la varianza de la fuerza dentro del sujeto; y la discapacidad explicaron el 3,3% de la varianza entre la fuerza del sujeto.

Concluyendo:

Que el TENS activo y el placebo dieron como resultado una inhibición de la fuerza prolongada, los resultados no fueron significativos para el dolor. Los resultados indicaron que un mayor dolor y una mayor discapacidad se relacionaron independientemente con la disminución de la fuerza. Independientemente del impacto sobre el dolor, la TENS, o incluso la percepción de la TENS, puede actuar como un nocebo para la producción motora.

¿Qué opináis vosotros sobre el empleo de TENS? ¿Os es útil?



Galería Fotográfica

COLABORAN


Los comentarios están cerrados.